miércoles, 30 de junio de 2010

Valientes declaraciones de Dolce y Gabbana: Piden a los Gays que respeten a la Iglesia

Los diseñadores italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana , homosexuales declarados que durante más de veinte años han sido pareja, han hecho sendas declaraciones sobre la homosexualidad en las que han pedido al lobby gay más respeto a los católicos. El lobby gay no ha respondido todavía a estas afirmaciones de dos de los homosexuales más conocidos en todo el mundo.
No puedo aceptar el matrimonio homosexual porque soy catolico"
Belén Estar Casas periódico Alba 7 de octubre
En una entrevista concedida al semanario alemán Stern, Domenico Dolce ha expresado todo su aprecio por Benedicto XVI. Ante la postura del Papa y de la Iglesia en contra del "matrimonio" homosexual, el modista ha invitado a los gays a hacer autocrítica: "Nosotros, hoy en día, estamos dispuestos a recriminar al Estado y a la Iglesia el no aceptar la homosexualidad como un hecho normal, pero hay gays que insultan a la Iglesia y organizan el desfile del orgullo gay que luego no tienen el valor de admitir en casa que son homosexuales". Después de que aparecieran estas declaraciones, la prensa preguntó al respecto al diseñador Stefano Gabbana durante el desfile qué se ha celebrado en Milán en conmemoración del XX aniversario de la firma. El modista aseguró que él no puede aceptar el "matrimonio" homosexual porque es católico y cree que "una criatura es un hijo del amor entre un hombre y una mujer, si falta esa condición, el amor no es justo", a lo que añadió que "es aún más injusto prescindir de una mujer para criarlo". El lobby gay no ha respondido todavía a estas afirmaciones de dos de los homosexuales más conocidos en todo el mundo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grandes!!! Que valentía para declarar algo así!! Los encomiendo!

Esteban dijo...

bueno , me alegro que por fin alguien acepte estas cosas con valentia...

Anónimo dijo...

hay algo que no entiendo, yo no tengo a los chicos dolce como referentes... de nada. no representan mi opinión y creo que la de varios, como ya vimos en multitudinarias marchas, para responder a lo que dice uno de los chicos dolce, yo respeto las creencias de cada uno y no critico y tampoco "insulto" a la iglesia, también participo de marchas y días del orgullo, etc. en mi casa, familia, amigo, ambiente de trabajo saben que soy gay y lo toman como algo común, no me diferencian en el trato por saber con quien me acuesto a la noche, por ejemplo mis abuelos de 76 y 84 años me preguntaron hace una semana si estoy contento con la ley, y que ademas tengo todo su apoyo mientras yo haga lo que me hace feliz (señores mayores católicos de toda la vida). Así que en conclución poco me importa lo que opinen los chicos dolce, 2 personas con una opinión distinta a la que tenemos muchas personas mas.

sr moderador espero que publique mi comentario, ya que me tome mi tiempo para redactarlo, muchas gracias.

rodrigo parte de el "lobby gay"

Anónimo dijo...

yo soy cristiano pero creo que dios está más alla de todo y no tiene quien lo represente en la tierra. la corporación esclesiatica solo pretende mantener su poder cada vez más raído por sus propias contradicciones. yo estoy a favor del matrimonio civil, que no es un sacramento sino una ley. espero que el moderador del blog acepte que hay gente que opina diferente.
ricardo

Anónimo dijo...

El error de los gays es el siguiente:

1.- No aceptan que tienen un desorden sexual que puede ser tratado con ayuda espiritual y psicológica (miles de gays en el mundo son prueba fiel de ello).

2.- Querer vivir como gays no significa cambiar leyes a su gusto y deseo, contraviniendo las leyes naturales (hombre y mujer=Matrimonio), corrompiendo los cimientos de nuestra sociedad, y peor aún con loby, dinero, presión política, etc.

El Estado no puede ser un papá consentidor que acepta cuanto capricho quiere de su hijo.

3.- El loby gay hace daño, atenta contra la familia, el Matrimonio, los niños y los jóvenes, por lo que no me parece gracioso lo que dice "Rodrigo parte del loby gay".

Asimismo, que su familia lo rrate bien, lo ame, no significa que estén contentos ni alienten su conducta homosexual. Habría que preguntarles ¿si puediras hacer algo para que tu hijo no sea gay lo harías?, cuál crees que será la respuesta de tus padres y abuelos.

Es más, en tu propia familia católica podrás darte cuenta del verdadero mensaje de la Iglesia (no el que dicen los medios de comunicación), y es que el gay no puede ser maltratado, ni discriminado, sino acogido; sin embargo, no se puede aceptar su conducta homosexual, y por el contrario debe dársele la ayuda del caso (como lo hace la Iglesia que viene ayudando a muchos gays a cambiar).

Lo que pasa es que si tus abuelos te dicen "que puedes cambiar", seguro tu te pondrás malcriado y prepotente, les dirás que son unos fundamentalistas y retrogrados, y que ellos no saben nada de los gays; es decir, que tu familia te trata cristianamente, pero les falta invitarte a cambiar, y no lo hacen por ignorancia o porque tú te pones atrevido, lo cual pienso que lo debes ser desde el momento que pertenece al loby gay.

4.- Finalmente, no se trata de estar de acuerdo con el Matrimonio civil gay o no, sino de HACER LO CORRECTO.

La unión de dos hombres no es Matrimonio, porque este es un derecho natural que existe desde los inicios de la humanidad. La Ley no concede el "derecho del Matrimonio", sino que regula lo que existe de manera natural, por lo tanto, el loby gay quiere ir contra la corriente (antinatural), y eso no puede ser aceptado.

Es igual que el derecho a la vida. La Ley no me otorga mi derecho a vivir, sino que todo ser humano goza de este derecho inherente por su propia naturaleza.

Firma: SAUL

Anónimo dijo...

Saúl, Dios te bendiga por la forma como has explicado todo lo referente al problema "ser gay, querer casarse y ser aceptado".
Pero sobretodo porque has dejado bien en claro que la Iglesia nos enseña a Amar a todos que no es igual Aceptar cosas contra la naturaleza del ser humano.