miércoles, 16 de febrero de 2011

Zimbabwe: Cambios en el comportamiento sexual reducen el SIDA un 50% en el país

Más éxito que otros países africanos en la lucha contra el SIDA, porque hay niveles más altos de matrimonio y de educación secundaria.
A pesar de la proliferación de campañas masivas de preservativos en la lucha contra el VIH/SIDA, otro estudio demuestra nada resulta tan eficaz como estrategia que la de promover la responsabilidad sexual y la fidelidad conyugal.
El estudio, publicado este mes por la revista Plos Medicine, relata que los investigadores encontraron que el cambio de comportamiento fue motivado por el temor a la infección, derivada de la alta tasa de mortalidad del SIDA en el país. Corroboran que en este resultado positivo influye el declive económico, debido a que los hombres tenían menos dinero para pagar por sexo o mantener relaciones sexuales múltiples.
El nuevo estudio de Zimbabwe, donde el SIDA ha disminuido un 50 por ciento desde finales de 1990, desvela que el éxito fue impulsado principalmente por los cambios en el comportamiento sexual, particularmente en las prácticas de sexo esporádico, comercial y extramatrimonial.
Ya en el 16 Congreso Internacional sobre el SIDA de 2006, con la participación del famoso matrimonio Gates y del ex presidente de EEUU, Bill Clinton, se apuntaba como medidas de prevención la fidelidad conyugal y la abstinencia sexual, por encima de la prodifusión del preservativo como salvavidas ante la devastadora enferemdad.
Desde Harvard, Daniel Halperin, doctor de la escuela de salud pública de dicha universidad, destaca:"En Zimbabwe, como en otros lugares, la relación de fidelidad dentro de una misma pareja parece que ha desempeñado un papel crucial en el descenso de la epidemia de VIH".
Los investigadores señalan que Zimbabwe ha tenido más éxito que otros países africanos en la lucha contra el SIDA porque hay niveles más altos de matrimonio y de la educación secundaria. Por lo tanto, la población pudo cambiar sus actitudes y atender a los programas de educación y prevención del SIDA y ser más receptivo a los mensajes de "ser fiel", por la incidencia de un mayor nivel educativo.
Mientras que hace hincapié en la importancia de la responsabilidad sexual y la fidelidad, el Dr. Edward C. Green, ex director del proyecto de investigación de prevención de SIDA en la escuela de Harvard de salud, dijo a LifeSiteNews que este documento muestra simplemente "mayores evidencias" de su apuesta por la "fidelidad" y en menor medida, por la abstinencia que es lo que funciona mejor en la prevención del SIDA, especialmente en África.
Dijo que también está de acuerdo con el documento de la búsqueda que "cuando la gente tiene miedo de contraer SIDA, tienden a utilizar su sentido común y frenar las tendencias promiscuas."
El Dr. Green ha sido un importante crítico de la promoción del establecimiento de la prevención del SIDA de preservativos. La prensa se cebó con él al dar los titulares en el 2009, cuando respaldó el argumento explicado por el Papa Benedicto XVI en su viaje a Africa de que los condones en realidad "aumentan el problema" del VIH/SIDA.
En aquel entonces el Papa ante la pregunta de que entre los muchos males que afligen a África, destaca el de la difusión del sida. La postura de la Iglesia católica sobre el modo de luchar contra él a menudo no se considera realista ni eficaz. ¿Afrontará este tema durante el viaje? respondió:
"Yo diría lo contrario: pienso que la realidad más eficiente, más presente en el frente de la lucha contra el sida es precisamente la Iglesia católica, con sus movimientos, con sus diversas realidades. Pienso en tantas otras cosas, en todas las religiosas que están al servicio de los enfermos... Diría que no se puede superar este problema del sida sólo con dinero, aunque éste sea necesario; pero si no hay alma, si los africanos no ayudan (comprometiendo la responsabilidad personal), no se puede solucionar este flagelo distribuyendo preservativos; al contrario, aumentan el problema. La solución sólo puede ser doble: la primera, una humanización de la sexualidad, es decir, una renovación espiritual y humana que conlleve una nueva forma de comportarse el uno con el otro; y la segunda, una verdadera amistad también y sobre todo con las personas que sufren; una disponibilidad, aun a costa de sacrificios, con renuncias personales, a estar con los que sufren. Éstos son los factores que ayudan y que traen progresos visibles.

2 comentarios:

pastoraljuvenil_lp dijo...

Muy buena la nota, gracias por mantenerme informado
Saludos, JPV!!!

Daniel, en todos los medios
http://entodoslosmedios.blogspot.com/

Jóvenes Pro-Vida dijo...

Gracias Daniel por el comentario
¡Saludos!