jueves, 3 de diciembre de 2009

De nuevo buenas noticias para la Familia y la Vida.

Los legisladores del Estado de Nueva York han votado este miércoles en contra de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. La decisión echa por tierra las esperanzas del colectivo gay, que confiaba en que Nueva York se convirtiera en el sexto Estado de EE UU en permitir las uniones homosexuales.
"No sólo los Cristianos, judíos y musulmanes, sino que también la sociedad en general, "se opone" a este tipo de enlaces.

El Senado de Nueva York rechazó hoy la aprobación del proyecto de Ley por el que se pretendía legalizar el matrimonio entre homosexuales en este estado, lo que lo hubiera convertido en el sexto del país en adoptar esa iniciativa.
La Asamblea estatal, la otra cámara del poder Legislativo, ya dio el visto bueno a esta propuesta hace más de medio año y anoche lo hizo por segunda vez, en una votación que terminó cerca de la medianoche y que resultó con 88 votos a favor y 51 en contra.
El gobernador del estado de Nueva York, David Paterson, quien presentó este proyecto de Ley el pasado abril, había prometido que firmaría la ley en cuanto la aprobara el Senado.
Sin embargo, aunque en esta cámara hay mayoría demócrata, no todos sus 32 representantes apoyaron hoy la iniciativa, por lo que el voto en contra de los 30 senadores republicanos que integran también la cámara ayudó a que finalmente el texto fuera rechazado por 38 frente a 24 votos.
Tradicionalmente si una iniciativa legislativa no tiene garantizada su aprobación, ni siquiera se somete a la votación de los senadores, aunque en este caso Paterson había manifestado en reiteradas ocasiones su voluntad de que la propuesta fuera debatida en la cámara neoyorquina, con independencia del resultado previsto.
Sus defensores consideraban que era mejor que el Senado votara esta propuesta antes de que terminara el año, ya que en 2010 los miembros del parlamento estatal se han de enfrentar a su reelección, lo que podría influir negativamente en su voto.
Según cálculos del contralor estatal, William Thompson, las arcas de Nueva York podrían ingresar hasta 210 millones de dólares en los próximos tres años si prosperara el proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual.
"Me entristece y descorazona. Esta revolucionaria ley habría supuesto un paso de gigante para mucha gente que no disfruta de la misma protección y derechos que el resto de su vecinos, compañeros, familiares y amigos", aseguró hoy Thompson al conocer el resultado de la votación. (...) Por contra, el polémico senador puertorriqueño Rubén Díaz, reverendo evangelista y presidente de la Organización de Ministros Hispanos, argumentó que "no sólo los evangélicos, los judíos, los musulmanes y los católicos, sino que también la sociedad en general, se opone" a este tipo de enlaces.
De haberse aprobado esa iniciativa, Nueva York se habría convertido en el sexto estado -antes lo hicieron Massachusetts, Connecticut, Vermont, Iowa y New Hampshire- en reconocer este tipo de enlaces, después de que California y Maine revocaran su aprobación previa.
Hasta el momento ya son 31 los estados del país que han rechazado por referéndum la legalización de estos enlaces.
Fuente: EPA

1 comentario:

Alter ego dijo...

Bien!!! que quieren ajuntarse bueno... que lo hagan yo no voy encontra de ellos,son personas y las respeto.
El matrimonio del mismo sexo no lo veo correcto.Hombre y mujer indisoluble.
Feliz día de adviento.